Buscar este blog

jueves, 23 de diciembre de 2010

Hasta acá...

Es oficial... Estoy hecha un pequeño desastre y ni siquiera tengo derecho de decirlo en voz alta... Hay noticias que te toman por sorpresa, la tuya es una de ésas.

Estoy ligeramente acostumbrada a que me rompan el corazón, sabés? Y no, no es por jugar el papel de víctima, que no es mi estilo... Es que así me ha tocado, y no me quejo, soy fuerte gracias a ello... Pero vos... Vos desde el principio has sido diferente... Y el ahora despedirme de vos debe ser muy diferente.

Es la primera vez que me rompen el corazón de manera tan caballerosa e indirecta. Y sí, te lo agradezco, agradezco el par de abrazos interminables, las miradas tímidas y las no tan tímidas, los mensajes de cortesía, las palabras de aliento, la temporada de ilusión, la sensación de que el amor de pareja no sólo existe sino que está al alcance de la mano...

Y ahora, porque te quiero te dejo ir... No porque no sienta que valga la pena, sino porque respeto y amo tu forma de pensar...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada