Buscar este blog

viernes, 24 de septiembre de 2010

Despertar? Hoy no, gracias...

La vida es como una carrera maratónica. Si llegás a caer, a la primera te levantás y seguís; a la segunda te levantás pero más recelosa; y a la tercera... Pues a la tercera no estás del todo segura de si seguir corriendo o recostarte en la tibia superficie. Es una zona de confort, sabés que estás mal pero te da miedo llegar a estar peor.

Pues bien, reconozco que estoy en una zona de confort, sentimentalmente hablando. Para llegar a acá he tenido que soportar algunas mentiras, traiciones, y hasta la vida paralela de un par de "hombres"; pero sobreviví. Hace un par de años decidí permanecer soltera al menos durante un tiempo, y admito que no me molesta, hago lo que quiero, salgo con quien quiero y cuando quiero. Vida perfecta, no? Mmmm... No...

Había decidido meter a todos los hombres dentro de una sola categoría: no fiables. No me gusta generalizar, pero ya que todos (empezando por mí) entramos en ésta categoría, no pensé cometer injusticia alguna. Construir un muro de seguridad: listo!

Todo iba muy bien, hasta que llegaste... En el fondo escribo para agradecerte, por hacerme reaccionar.  Sé que no vamos para ningún lado, pero me has hecho soñar, así que gracias. Resto del mundo: No me despierten, no todavía...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada