Buscar este blog

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Buenas noches Señora Crisis...

Buenas noches, pase adelante... No, no interrumpe... ¿Qué dice? Jajaja, no, no, tampoco la esperaba, pero es usted bienvenida cuando guste... ¿Que qué estaba haciendo? Pues no mucho en realidad, asumo que por eso vino a darse la vuelta... Siempre que viene es porque es hora de que algo suceda, ¿cierto? En todo caso es usted muy buena compañía, me obliga a pensar...

¿Cómo? Ah, sí, él... Pues nada... He leído por ahí que está bien, me alegro por él, es bueno, ¿no? De eso se trata, de que sea feliz... ¿A qué se refiere con que quiero hacer? Nada, no puedo hacer nada... No lo puedo obligar a que me quiera, ni a que deje de intentar nuevos "jueguitos mentales" conmigo, ¿o sí?

¿Será que terminamos juntos? Él nació en mí país... Conoce de los mismos sonidos, gusta de los mismos bailes, los mismos ritos, las mismas calles, las mismas lluvias... Tal vez tengás razón, o lo supero, o tal vez... Sí, tal vez... Pero por ahora, es mi desorden, lo dejaré así, tan sólo un momento más... Mañana será un buen día para intentarlo de nuevo, tal vez por última vez...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada